Cristian Granero

Cristian Granero nace en la Vall D’uixo, en Castellón, es hijo de Carmen y Miguel ángel. Su madre le inculca la pasión por el mundo de la cocina, pero es su amigo Ferran quien le da la oportunidad de entrar en este mundo.

2009-2014

En 2009 tiene la oportunidad de trabajar y formar parte de una panadería artesana. Empieza trabajando los fines de semana en el horno de leña, ahí empieza su interés por las masas fermentadas y la panadería mientras acaba sus estudios. Empieza a descubrir y a interesarse por el mundo de la pastelería. La ilusión del mundo de la pastelería y que cada día aprende más, su ambición y el cierre de la panadería le llevan a formar parte de un obrador de pastelería conocido en su pueblo de bastante nombre, donde sigue formándose como pastelero con grandes profesionales del sector en el cual por circunstancias de la vida vuelve a encontrarse con su buen amigo el cual le dio la oportunidad de empezar en este mundo.

2015-2017

Durante ese año su pasión por el mundo de la gastronomía le lleva a abrir un proyecto por su cuenta.  Aunque no le sale tan bien como espera. Con el cierre de su negocio y volviendo al obrador de pastelería, decide estudiar en la escuela de Hostelería Costa de Azahar. La cual compagina su horario nocturno con las clases de tarde.

2017-2019

Acabando sus estudios y con un interés en la gastronomía inculcado por los grandes profesores que tuvo, le surge la oportunidad de trabajar en Madrid en una estrella Michelin. Por su ambición y perseverancia acaba pasando por todas las partidas, donde gracias a la cocina de producto y la gran experiencia del chef Sami entiende la importancia de los fondos en la cocina.

Escucha hablar del nuevo proyecto de Oriol Balaguer y gracias a su empeño consigue formar parte de ese nuevo proyecto de restauración en Barcelona. Donde acaba siendo jefe de partida.

2019-2021

Estando en el proyecto como jefe de partida le surge la oportunidad de colaborar con Modesto Fabregat. Finalmente acaba viniendo a nuestra casa Lino gastronómic, comienza como segundo de cocina bajo la supervisión de Modesto y los días en los que él no está es Cristian Granero quien hace las funciones de jefe de cocina. Hasta que demuestra su valía y se queda como jefe de cocina. Hasta que el Chef Modesto decide marcharse como asesor, por defender su casa en Alcocebre. Y es entonces cuando Cristian Granero toma las riendas de la cocina.